BIENVENUE / WELCOME

Posted on Updated on

NICO SOKE

Bonjour à tous, je m’appelle Nico, je vis en France et pratique le Bujinkan Budo Taijutsu de Maître Masaaki HATSUMI. J’aime aller sur tous les sites et blogs intéressants pour y trouver des articles qui peuvent me faire comprendre et évoluer dans ma pratique. Plutôt que de garder toutes ces infos pour moi, j’ai ouvert ce blog qui recense tous les articles que j’ai trouvé pertinents (Ce n’est donc que de mon point de vue).

Pour toutes questions, vous pouvez me contacter : nicokosh@gmail.com

 

Hello, my name is Nico, I live in France and practice Master Masaaki Hatsumi’s Bujinkan Budo Taijutsu. I go to all sites and blogs to find interesting articles that can make me understand and grow in my practice. Rather than keep all this info for me, I opened this blog that lists all the relevant articles I found (It is only from my point of view).

For questions, please contact me: nicokosh@gmail.com

 

 

 

 

Nico

Garage martial arts – are they any good?

Posted on

A garage dojo in Seattle, Washington. A garage dojo in Seattle, Washington.

I have a friend coming from out of town this morning to work on knife defense and tactics. We will practice in my garage.

Some people look down on garage training. They think a “real” martial arts school should have a well-equipped dojo with heavy bags hanging from the ceiling, weapons on the walls, and thick mats on the floor.

That’s all good. But no one should ever look down on garage training, and no student should be embarrassed to study in someone’s garage or home. Some instructors are traditional, and prefer to teach only family or individuals they know and trust. They do not promote their arts. A student should consider it an honor to be allowed to train in an instructor’s home.

Many instructors teach out of their garages, or at the park, because their primary pursuit is the art itself. These types of teachers are obsessed with learning and honing their abilities. They don’t want to invest their time in running a studio, doing paperwork, marketing and sales. They would rather focus on training and even traveling great distances to learn from other masters. Instructors like this can be the most gifted martial artists around, even if no one knows their name outside of a small circle. Bobbe Edmonds comes to mind, or the legendary Professor Wally Jay (who taught in his basement, and was scorned by other masters for years because of his innovations to Japanese Jujitsu).

I once tried a Wing Chun class in a garage with a young man who had advertised online. He didn’t want to be paid. He just wanted a loyal student. I didn’t continue because I found that Wing Chun did not suit me personally; but it was obvious that the young man was extremely skilled. He seemed to live, breathe and eat nothing but Wing Chun and heavy metal music.

One of the pioneers of Hapkido, master Ji-Han-Jae, studied with various teachers in his youth. These included of course Hapkido founder Choi Young Sul, a monk he called Taoist Lee Dosa, and a woman he called Grandma. Grandma taught him for three years from a hospice for the terminally ill. Somehow I doubt they had heavy bags hanging from the ceiling.

The training environment is not the measure of the martial artist. Nor does his/her value as a teacher and fighter correspond to the cost of his uniform or the square footage of the training space. The measure of an instructor lies his sincerity, character and skill, and the sincerity, character and skill of his students.

I am sure that there are amazing martial artists teaching in garages, living rooms, basements and backyards all over the world. These men are hidden masters. The important thing is that they continue teaching, so that their skills may survive and perhaps one day be shared with the world.

Wael Abdelgawad, Founder
Hammerhead Hapkido

Source : http://hammerheadma.com/garage-martial-arts/

La distancia

Posted on Updated on

La distancia, considerado desde una perspectiva lineal, es el espacio entre una persona o cosa, y otra.

En las artes marciales es algo muy importante y con lo que se está aprendiendo constantemente.

No solo hay que aprender a coger las distancias adecuadas para poder realizar las técnicas, sino que cuando avanzas en tu entrenamiento te das cuenta de que puedes influir en el resultado final o en el desarrollo de la misma, en función de como la utilices.

Un estudiante novel empieza a aprender las técnicas cuando empieza a ser consciente de las distancias, y las aprende a controlar. De todos modos, es un factor que tiene un aprendizaje constante a lo largo de la trayectoria de cualquier artista marcial.

Al igual que sucede con los asesinos profesionales, sus primeras enseñanzas se basan en distancias largas. ¿Por qué? Porque el objetivo está más alejado y se tiene mayor posibilidad de que no te lesione, e incluso si algo sale mal, de poder escapar.

Cuanto mayor es la distancia, también se dispone de mas tiempo para poder reaccionar, es lo que se denomina realizar el ciclo de combate; observar – valorar – decidir – actuar.

Siempre es mas favorable tener distancia de por medio para evitar el que hatsumi-mnos agredan, de hecho, se le tiene menos miedo y estaremos menos nerviosos frente a un adversario a varios metros de distancia, aunque tenga un cuchillo en la mano, que si el adversario
está a medio metro de nosotros a mano vacía.  En éste último caso, estaremos mas nerviosos y tensos, porque nuestra reacción debe ser inmediata.

Cuando se van aprendiendo técnicas y recursos, el estudiante se va acercando mas al adversario a la hora del enfrentamiento, hasta que llega a un nivel de conocimientos en su entrenamiento, en el cual es capaz de encontrarse cómodo en un enfrentamiento en corta distancia.

Gran parte de la capacidad de respuesta y adaptación al combate en distancia cercana, se debe a la habilidad adquirida al saber desplazarse, coordinar los brazos para atacar defender simultáneamente, al igual que las piernas y la coordinación entre manos-codos-brazos, y piernas-rodillas-pies.

Actualmente está muy de moda la denominación del enfrentamiento en la distancia corta mediante acrónimos utilizados por los profesionales. Si hablamos de militares, éstos utilizan la denominación de CQB (CLOSE QUARTER BATTLE – Batalla en distancia cerrada ó corta), mientras que los policías utilizan la expresión CQC (CLOSE QUARTER COMBAT – Combate en distancia cerrada ó corta).

No es de extrañar que se centren y le pongan denominación a esta distancia corta de enfrentamiento y no lo hagan con la distancia media ni la larga, y esto es debido a que se han comprobado mediante muchos estudios realizados por diversos cuerpos policiales, incluido el FBI, que ésta es la distancia más peligrosa para intervenir, debido a que, como se dijo antes, al haber menos distancia, también hay menor tiempo de reacción, y estadísticamente, en la que mayor numero de agresiones se realizan.

El policía o el militar siempre iran un paso por detrás de las acciones del agresor, debido a que la intervención siempre es reactiva, aunque se prevean sus intenciones y/o posibles acciones, siempre tendrán que adaptarse a la acción del individuo de su intento de agredir o de huir.

Hay cientos de especialistas que dicen tener la llave maestra para poder saber cuando alguien te va a atacar. Unos hablan de fijarse en los movimientos de los hombros, para percibir si va a lanzar un golpe. Otros hacen hincapié en las manos, nunca hay que perder nunca de vista las manos del adversario, para ver que porta, si intenta acceder a un arma o utilizar los objetos que lleve como si fueran un arma. Otros especialistas hablan de la mirada del adversario, es importante fijarse en si está tenso, si mira fija o repetidamente en alguna dirección u objeto, etc.

Existen muchas teorías y realmente todas son importantes y llevan un gran componente de valor en sus indicaciones, pero no podemos caer en la trampa de hacer caso solo a una teoría, deberíamos considerarlas todas, y eso es realmente lo que hacemos en el Budo Taijutsu.  De las 9 escuelas existentes en la Bujinkan, cada una incide en un aspecto concreto, por ejemplo, para Koto Ryu los ojos son todo y utiliza distancias cortas, en Gyokko Ryu utiliza las distancias largas en combate, en Takagi Yoshi Ryu las técnicas se desarrollan a distancia corta y se mira a los ojos, etc, y por supuesto también consideran los posibles ataques del adversario en función de los conceptos que para cada escuela era importante, bien sean movimientos y golpes rápidos y directos, desplazamientos, utilización de armas concretas, estrategias, etc.

Por dicho motivo, el Soke dice siempre que entrenemos todas las escuelas y con diferentes buyus de todas partes del mundo, ya que el entrenar y conocer diferentes aspectos culturales y diferentes escenarios, enriquecerá nuestro Budo y lo hará más efectivo.

Existe una relación directa y obvia entre las armas y su distancia de trabajo. Esto es un concepto a tener en cuenta, pero no hay que olvidar que es algo muy básico. Así pues, con un Tanto, Kunai, Suriken, Kusari, Shukos, etc, se le asigna una distancia de trabajo corta. Con un Hanbo, Ken, Jo, Kusari, Kama, etc, parece que le correspondería una distancia media. Y armas como el Yari, Naginata, Bisento, etc, a una distancia larga.

Cuando hayas aprendido a trabajar dichas armas en su “distancia natural” (que es la que parece que le corresponde para la que han sido fabricadas o lo que se muestra en las técnicas), posteriormente deberías romper las reglas y salir del camino marcado, para entrenar las técnicas pero con armas diferentes a la que te indican. Tantas combinaciones como puedas realizar, así será mayor el enriquecimiento que obtengas. Por ejemplo, técnicas de distancia corta como un cuchillo, realízalas con armas de distancia media como una Katana ó Hanbo, y armas largas como el Yari ó la Naginata.

image.jpg

Recuerda que un arma la puedes coger por donde tu quieras, tan solo hay que respetar las zonas cortantes y las que sean lesivas para nosotros, siéntete libre de utilizarla de diferentes maneras a  la convencional, esto es parte del dicho “no ser esclavos de las armas”.

También puedes invertir el concepto, y utilizar un arma corta a distancia larga, pero recuerda, si vas a lanzar algo, es preferible que preveas su recuperación, como por ejemplo atando una cuerda fina al final del cuchillo.

Algo muy importante en relación a las distancias son los ángulos.Puesto que una misma distancia desde un ángulo diferente altera su proporción, tanto en horizontal (Migi e Hidari), como en vertical (Ten Chi).

Composicion                 

Estos conceptos son de las primeras cosas que aprendes/enseñas en la Bujinkan, que las distancias son relativas. No necesitas ser mas rápido, si mejoras tu velocidad será mejor para ti, pero ese no es un factor determinante.

Cuando sepas manejar las distancias de referencia en tu adversario, deberías intentar descubrir las distancias “dentro” de tu oponente. Es fácil identificar la distancia de separación a una persona, o al objeto o arma que tenga esa persona, pero una vez que te encuentras dentro de la distancia corta, pegado a tu adversario, siguen existiendo distancias.

Las distancias ahora debes identificarlas con respecto a la siguiente amenaza que pueda ofrecerte el adversario, es decir, el intento de golpearte con un puño o patada, el intento de agarrarte para luxarte o intentar deshacer la luxación que tú le estés haciendo, la distancia entre el objeto ó arma que tenga y tú, o incluso la distancia entre el adversario y tus armas, para que no pueda acceder a ellas, o que tú puedas utilizarlas de manera eficaz.

Las distancias son un concepto que se deben tener muy en cuenta, ya que son importantes a la hora de poder trabajar seguro. Pero también es muy importante el concepto de “cómo” vas a recorrer esa distancia.

No es igual recorrer unos pocos kilómetros andando, que viajando en coche. El medio que utilizas para recorrer la distancia, la manera en que lo haces y la velocidad en recorrerla, son los tres aspectos más destacados en referencia a la distancia.

En el momento del enfrentamiento debes considerar esos tres puntos;

– Cómo recorrer la distancia, el camino

– La energia o elementos para recorrerla

– La rapidez en su recorrido

Ese es uno de los motivos por los que cuando el enfrentamiento entre tropas no se hacia de manera horizontal (por ejemplo en una llanura), sino que el campo de batalla era una montaña o un castillo, eran más importantes las características del camino a recorrer, que la distancia en sí misma.

La distancia más corta entre dos puntos es una linea recta, pero teniendo en cuenta los tres puntos anteriores, debe entrenarse la forma de recorrer esa distancia, tanto para realizar un golpe, como lanzar un arma u objeto, o desplazarnos nosotros.

Si queremos avanzar en nuestro progreso en la utilización de las distancias, cuando tengamos controlados estos parámetros debemos cambiar la evolución del recorrido, y podemos hacerlo basándonos en la trayectoria del Shanshin No Kata.

-. El nivel Chi corresponde a la identificación de la distancia (corta, media o larga), y la orientación de nuestro cuerpo, fundamentalmente nuestras caderas, con respecto al punto al que nos dirijamos, o el objetivo de nuestro ataque.

-. El nivel Sui corresponde a la manera de efectuar el recorrido. No siempre tiene que ser en linea recta, existen los dobles objetivos, defender mientras se ataca, y atacar mientras se defiende. También tendremos en cuenta que la distancia no solo se recorre en horizontal, como anteriormente comentábamos, también existen recorridos en vertical (Ten -Chi), y ademas en diagonal y en espiral.

-. La velocidad se identificaría con el nivel o elemento Ka. No siempre es necesario ser muy rápido, lo importante es el ritmo. El Soke a repetido en muchas ocasiones que cuanto más rápido vaya tu adversario, más lento debes ir tu.

-. El elemento Fu haría alusión a los elementos que recorren esa distancia. Puede ser nuestro cuerpo desplazándose, y eso correspondería a la energía y actitud con que nos desplazamos, o los objetos o armas que hagamos que recorran esa distancia, bien sea lanzándolos (como Shuriken, Metsubushi, etc), o bien proyectándolos contra el adversario (como Ken, Bo, Yari, Tanto, etc). Dependiendo del objeto o arma que lanzamos o proyectamos, y al objetivo al que va dirigido, debemos alterar la distancia o buscar la más adecuada con el fin de que resulte más eficaz.

-. El nivel Ku corresponde a la suma y combinación de todos los elementos anteriores y ademas la estrategia para utilizarlos.

Evidentemente, el escenario más favorable para nosotros, y que será nuestro objetivo prioritario, es el encontrarnos en nuestra distancia de trabajo adecuada, que es aquella en que sepamos desenvolvernos mejor y sea más adecuada al uso eficaz de nuestras armas, y todo ello a la vez que salimos de la distancia eficaz del adversario.

Al igual que resulta hoy en día en un enfrentamiento armado, prima salir de la distancia del adversario antes incluso de utilizar la nuestra correctamente. El priorizar nuestras acciones vulnerando este principio da como resultado la ejecución de técnicas y estrategias suicidas o también denominadas “de sacrificio”, que en ocasiones pueden salir bien, y en ocasiones mal, pero ahí ya no controlamos la situación del combate, el resultado depende de muchos otros factores externos y nuestras posibilidades de supervivencia se verán muy comprometidas, aunque, también es cierto que en ocasiones, aun siendo el ultimo recurso, son necesarias, pero debemos valorarlas como ultimo recurso por lo arriesgadas que son.

taka-hatsumi-jo-vs-ken.jpg

Recuerda, primero ponte a salvo, evita la distancia eficaz de trabajo del adversario y  de sus armas, y después ponte a trabajar con tu distancia y tus armas.

Como estrategia principal se recomienda no permanecer estáticos en ninguna de las distancias, sino que estaremos entrando y saliendo constantemente para no ser un objetivo asequible para nuestro adversario. Y durante ese recorrido de distancias, estar preparado siempre para defenderse constantemente, y a la vez pendientes para atacar en cuanto veamos oportunidad de que nuestro ataque puede ser efectivo.

Y esto es igual para desarrollar en campo abierto, tanto como para lugares confinados.

En la consecución lógica del Sanshin No Kata hacia el Shinden Gata (enfrentamiento real), deberíamos recordar las enseñanzas del Inashi Gata, ya que anterior al enfrentamiento real, debe ser el aprendizaje para desarrollar progresivamente la habilidad para golpear.

*Articulo relacionado: https://budobuta.wordpress.com/2015/04/05/daken-taijutsu/

El 2º principio del Inashi Gata dice: Una vez que dominas correctamente el desarrollo del arma, trabaja en el desarrollo de los elementos adicionales, de todas las posibles variaciones del trabajo de piernas y ángulos del cuerpo que puedan propulsar el arma hacia el objetivo. “La distancia correcta es la llave del segundo paso.” Es así como todo el cuerpo entra en juego.

El concepto y trabajo con las distancias es algo presente300w.jpg a lo largo del aprendizaje de toda la vida del artista marcial, y esto es algo que el Soke intenta transmitir a través de muchísimos DVD´s sobre grabaciones de trabajos específicos de armas, escuelas o conceptos, los cuales, al margen del titulo que tenga la grabación, casi siempre lo acompaña del subtitulo “Martial Arts of Distance” (artes marciales de distancia).

Conocer las distancias y saber recorrerlas te permitirá llegar a cualquier parte que desees. Recuerda que el concepto de distancia también está incluido en “Do” (camino). No olvides ser consciente y disfrutar de tus distancias.

Source : https://budobuta.wordpress.com/2016/07/05/la-distancia/

Kuzushi- Part two

Posted on

 

So far we looked at kuzushi from the narrow biomechanical and from a tactical point of view. I would like now to expand the field of discussion so it will cover the emotional and inter-personal realm as well.

As we already mentioned, Kuzushi happens in a moment where a certain transition in our mind is required but hasn’t matured yet. In a state of kuzushi, we are  investing considerable amount of energy to maintain a position that is less and less desirable, however the decision to make a change hasn’t  ripened yet.

Experiencing Kuzushi

 

As we can see, kuzushi is more than a biomechanical condition. It is a state of mind. We find ourselves in it quite often in our everyday life: it could be a a response to something someone says to us or a situation that throw us off balance. When we are in kuzushi, even though we lose our composure we often fail to realize that this shift of balance requires us to re-position ourselves in a broader sense. The result is that we fail to are too late to re-position ourselves in the right  moment .

The more we try to maintain our current position, the further off balance we find ourselves.  A person that refuses to fall, for instance, will struggle much more to avoid falling, and as a result will most likely be more anxious and may end up falling in a more dramatic manner than a person that peacefully accepts the unavoidable and makes the necessary preparations for it.

Sounds familiar? Metaphorically, in our personal lives, we often find ourselves in kuzushi. Sometimes we are lucid enough to snap out of it, other times we are not so lucky, and then in hindsight we realize we should have been more flexible earlier, when more options were available.

Once we understand the concept of kuzushi we can use it to our benefit in many aspects of our daily life. The physical sensation of being in kuzushi includes some elements that we can later on identify in those moments of personal strife where we find ourselves in a mental kuzushi. The more we train the more refined is our sense of what it feels like and when it is actually beginning to form.

Applying Kuzushi

Applying kuzushi to our partner may at first glance sound like an aggressive or manipulative move, and in the dojo this is often the case. However, when we take it to a more peaceful sphere, for instance when we apply this model to inter personal relationships, we realize that bringing one to the state of kuzushi can be used to help a person we care for go through a change or to pass over an obstacle they are not aware of yet.

Seasoned public speakers often put in a joke or an outlandish story in key places in their dried out lecture to offset the listeners inner balance, thus preparing them to absorb a new message or idea. This is a trick, a technique that is used in a deliberate manner on behalf of the lecturer, yet the listener is hardly aware of the “manipulation” they experienced. However, the audience most likely could tell that the lecture was “well delivered”, “helpful” or “interesting” without being aware of the technique that was applied on them.

In our relationships we sometimes see our loved ones digging into their positions, getting stubborn and avoiding a change we believe is inevitable. We may try and frontally confront them, try to bring them to see what for us seems obvious, but to our frustration we realize that our efforts often merely yield further entrenchment on their behalf. This is perhaps the moment we need to apply kuzushi: we need to make a change in our behavior that will not be read as a direct attempt to change their mind, but nevertheless will throw our partner into an imbalance that will make them reevaluate their situation. The approach needs to be subtle but nevertheless suffice to move them just enough so they will need to accommodate for this nudging. This is exactly how we apply kuzushi in the dojo.

Kuzushi- Part two

Source : http://ninposarasota.com/blog/kuzushi-part-two

Kuzushi- Part 1

Posted on

The principle of kuzushi is a cornerstone to understanding most, if not all types of martial arts. Literally the word kuzushi means at the same time to offset the balance and to break something.

Many interpret kuzushi simply as breaking one’s balance thus causing them to fall. However, there is a subtler understanding of the term that by understanding and practicing it our technique will yield better results. This interpretation in terms allows us to analyze and polish subtler parts of our technique and understand a much broader range of situations in the dojo and outside of it. But to understand kuzushi we must first shed some light on an elusive part of our personality we often fail to regard as such.

Mr. Antigravity

It is quite obvious, once we put our minds to it, that we have some semi-conscious parts of our mind that constantly adjust our body posture to avoid falling. We need not to constantly think about stabilizing ourselves yet we need to be stable in order to function. This challenge is not a small feat if we consider the fact that we are standing on two legs with no balancing tail.

These parts of our mind/body are so intimately connected with our other mental capacities that we should consider them an integral part of our personality.

So far we saw how Mr. Antigravity caters the body and mind by taking upon himself the ungrateful job of keeping us erect. This job is actually very demanding since the only time Mr. Antigravity gets to rest is when we are submitting ourselves to the field of gravity and lie down. He is constantly coming up with ingenious solutions that keep us standing on our feet or sitting in a chair or on a ball and seems to do all this without bothering us.

Mr. Antigravity is usually very servile. As long as he is not bothered he caters for all the needs and whims of our other mental capacities. He makes sure we don’t fall while we are daydreaming, even if we wonder off our course. If we are in a bad mood and as a result we are hunched, it needs to provide our knees and pelvis corrections to avoid falling forwards. If we are stroking our hair it needs to adjust the spine to accommodate for the rising of the hand etc.

However, Mr. Antigravity is not totally mute. He usually prefers whispering in the background, but if he is distressed he doesn’t hesitate to get quite vocal. When our stability is challenged Mr. Antigravity takes command of our body and even our mind. The moment our physical balance is challenged he will freeze all our mental and physical activities and allow us to do nothing but what is needed to resolve the crisis either by avoiding the imminent fall or by accommodating for it.

The moment Mr. Antigravity takes over is not a pleasant moment. Our conscious mind does not give in easily. The sensation we experience in this moment of fight over dominance between our consciousness and Mr. Antigravity is of utter fear and loss of control. An untrained person will invest considerable energy trying to fight the takeover, and paradoxically, by doing so will prolong  the state of mayhem instead of allowing Mr. Antigravity to take care of business and have it done and over with.

Strange enough, the moment Mr. Antigravity takes over the sense of panic subsides, and the mind is again free to function. This nasty moment of anxiety we described is kuzushi.

I believe that by training as we do we improve ourrelationship with Mr. Antigravity , and this is one of the main reasons why people that practice martial arts often feel more confident and relaxed.

So Back to Kuzushi

The moment our uke is finally off balance one of the following will happen: either he will take action to avoid falling, or he will start taking actions to orchestrate and arrange the process of falling: prepare for rolling or break falling by arranging the body so less vulnerable organs will absorb the impact. An uke in a more aggressive state of mind may even turn this change or fall into an offensive move.

From a martial arts point of view kuzushi puts the combatant in a very weak spot: much the energy is invested into maintaining a stability that in reality can no longer be achieved. The freedom of movement in this state of mind is extremely limited: since in the combatant’s decision to make the change has not ripened yet, there are very few actions that can be taken in this fragile level of  stability.

This is not to say that in reality no better action is available, but it does mean that in this very moment any foreseeable movement that doesn’t contribute directly to maintaining the current position is shunned, even though often allowing ourselves to surrender to the inevitable change is the key to finding the optimal next move.

It is therefore in our interest as Tori to keep our uke in kuzushi for as long as possible, and prepare as much of the setup to our technique before the Uke “realizes” the position they are so costly trying to maintain can no longer be kept.  The moment the uke reaches the realization that change is inevitable, he or she will start preparing for the next stage: either preparing a counter act or in the least prepare for an organized fall. The longer we can keep our uke in kuzushi, the less prepared he or she will be for the next stage.

Controlling kuzushiis a subtle art. It requires sensitivity, practice and patience. The more subtle we become, the less obvious our next move becomes, and as a result our control of the situation improves.

Once in kuzushi, the uke loses the capacity to initiate, which makes it safe for us to proceed even in places where otherwise we would be exposed to counter strikes.

The inherent need to hold on to our current position is what make kuzushi possible. As we train and gain experience our systems learn to give in to necessary shifts of balance earlier, thus minimizing the window of opportunity for our opponent. Once we lose our instinctive fear of falling we are less intimidated by the need to maintain balamce at all costs and we gain a new type of stability: dynamic stability. Dynamic stability, which will be discussed in detail later on is the capacity to avoid the loss of control we attribute to losing balance by participating in the change that is forced on us and trafficking its outcome.

To be continued…

Michael Guralnik

SOURCE / http://ninposarasota.com/blog/kuzushi-first-part

 

Playfighting

Posted on Updated on

It is easy to get seduced by sport martial arts. They are entertaining to watch. And maybe you want to test your ability to see how it measures up against others.

People train really hard for these competitions. Their physical conditioning is unmatched. The dedication and skill of these athletes is beyond reproach.

But they are training for a game. Sport is play. The goal of the game is to win in the eyes of the audience, the judges, or both.

But real danger appears when martial artists begin to think this is real. That these methods would work in real combat. Or that anybody who doesn’t compete isn’t a skilled fighter. I wrote a blog post about this that created some controversy in the sports community: Can You Tap-Out A Bee?

A few months ago Hatsumi Sensei told us, “What’s important for Bujinkan is not to copy other fighting systems around the world, because they’re just toys.”

If you are training in the Bujinkan and you water down your training with these sports, then you are playfighting. Sports martial arts teach illusions because their goals are learning how to win the game that they play. The Bujinkan doesn’t play that game. It is teaching survival and how to live.

Michael GLENN

Hold 間 Ma in Your Mind For Heijōshin

Posted on Updated on

 

Mural wall art at 明治神宮前駅 Meiji-Jingūmae station, photo by Michael Glenn

I have an important suggestion for you if you plan on training in Japan. When you show up to the dojo, put yourself in the proper mood for training. I suggest a state of 平常心 heijōshin which is a steady and calm presence of mind. Otherwise you can quickly become lost in the depths of what you have just jumped into.

If you’ve ever been to one of Hatsumi Sensei’s classes, you know that a lot depends on the mood. Yes, the Bujinkan Hombu Dojo has a mood. There is a feeling or sensation in the air. Where does this come from and how does it affect our training?

For example, during one recent class I was tired from training 2-3 classes every day for two weeks in Japan. But I showed up to the dojo in an expectant mood. In fact, it seemed there was a mood of anticipation among all of my training friends in the Hombu that Tuesday night. But, when Hatsumi Sensei arrived, his mood prevailed over all of us.

And during this class, he told us,

“I’m not teaching budo, I’m teaching the feeling of contemplation of a divine poem.”

Well, I can only speak for myself… but I don’t think any of of us anticipated that this would be tonight’s lesson.

Before I describe more of what he taught that night, let me lead you back to heijōshin. Because this lesson is beyond what we think about martial arts or combat. It begins from owning the kukan in your own mind.

We often hear about 空間 kukan in Bujinkan training. It means space. Training helps us examine the spatial relationships between fighters, between ourselves and our opponents, and even the physical location of the fight.

But you may not know that 空間 kukan is both internal and external. The fight takes place in the minds of you and your opponent maybe more than in actual physical combat. We must use a fighting strategy that uses both the internal and external space.

That same night at the Hombu dojo, Hatsumi Sensei said,

“You have to be able to take the opponent with the kukan itself.”

This is puzzling if you think only in terms of the physical. Yes, you can corner someone, or strategically position yourself to win through the proper use of space. But the real victory is when you own the internal space. Capture the opponent’s mind while freeing your own.

The word kukan uses the character 間 ma. This is a deep idea in Japanese thought. Where time is not linear, instead it is contained in the circle of nature. Space is not empty, instead it contains everything. Ma can be the space between things, between moments, or even between thoughts.

Ma can refer to the space between the technique you want to do in your mind and what you actually do physically. It can be the space between what the opponent expects you to do and what really happens. But it also can be the ability to see all of this at once as if from outside the fight.

That is another type of kukan. The space to see the whole fight including the internal struggles in the minds of both combatants. You might call that a divine insight. What if you could use that perspective?

Hatsumi Sensei used that perspective as he taught. First he showed us a technique and then watched us fighting to repeat what he demonstrated. But he didn’t let us struggle for very long. He gave us a tip for how to use this space in our minds,

“Don’t think of it as a contest. Don’t think about making it a fight. It’s not a contest. This is heijōshin. Don’t think anything.”

This kind of 間 ma in the mind is necessary for heijōshin. That is one of the great challenges even in just entering the dojo. If we can’t even show up to class with that kind of mindset, what chance do we have in a fight?

Michael GLENN
Source : http://bujinkansantamonica.blogspot.fr/2016/07/hold-ma-in-your-mind-for-heijoshin.html

Flexibilidad y Estiramientos (por Kacem Zoughari)

Posted on

21 06 2016

El vídeo del final del artículo fue transcrito por Luke Crocker. La traducción de ese texto al español es de Dani Esteban -Kôryu-, con permiso de su autor. El texto original en inglés lo podéis leer aquí.

Sobre estiramientos y flexibilidad.

La flexibilidad, los estiramientos,extenderse o expandirse uno mismo… bueno, en primer lugar, cuando se habla de estiramientos, es necesario comprender la idea de “calentamiento”, y todo ese tipo de ejercicios que haces antes de comenzar la clase.

En primer lugar, es necesario saber que en las artes marciales clásicas, sea cual sea el ryuha, sea cual sea el estilo, eso no existía. El calentamiento no existía, y hoy en día sin embargo todos los ryuha hacen calentamiento, incluso en kendō y cosas por el estilo, son cosas tomadas de los deportes con el fin de adaptarse o ayudar a la práctica. En las artes marciales clásicas no hay ejercicios de calentamiento. Existe el aspecto de Tanren (temperar, templar, “endurecer”; 鍛 錬) acondicionamiento y refuerzo. Por lo que cada movimiento que haces en la vida diaria tiene que apoyar la técnica. Así que hay que trabajar el cuerpo con el fin de ser flexible, para ser precisos, para estar en forma, pero al mismo tiempo para no mostrar que tú practicas artes marciales, o practicas ese tipo de técnicas.

En el mundo de los guerreros, en el mundo de los siglos XIV, XV y XVI, mostrar que eras fuerte podía ser bueno, pero también podía ser un problema, ya que podías ser un blanco muy fácil. No puedes mostrar que tienes un cierto tipo de habilidad. Un ninja no puede decir: “Soy un ninja!” e ir saltando por ahí, etcétera, haciendo cosas como… para que usted lo pueda reconocer, lo que necesita es ocultar siempre el aspecto del conocimiento que tiene del arte de la lucha. Eres un maestro, eres conocido como un maestro, pero no sabemos con qué profundidad puedes luchar, a menos que no lo veamos por completo, a menos que no lo muestre, y el maestro no lo demuestra. Esto es una cosa muy importante.

Tampoco puedes tener dos tipos diferentes de ejercicios, es decir algo para calentar el cuerpo, y algo para la práctica de las artes marciales; no puedes dividir una práctica. Necesitas tenerlo todo como una sola cosa que apoye lo que quieres construir. Así que algunas personas pueden practicar yoga, otras personas pueden practicar estiramientos, ¡eso es bueno! Pero siempre y cuando no sean contraproducentes para tu práctica. Por ejemplo, hay algunas personas que son muy buenos en yoga, que son muy buenos en flexibilidad, pero cuando les pides patear y mantener el pie a una cierta altura, y hacen el mismo movimiento, no pueden, porque para ello se requiere un cierto tipo de flexibilidad, y un cierto tipo de trabajo en los ligamentos y en los músculos también. Y al mismo tiempo, algunas personas pueden levantar muy bien las piernas, pero no hacen flexibilidad. Aquí de nuevo, es un cierto tipo de trabajo muscular.

Por eso se puede decir que hay dos tipos de flexibilidad: hay flexibilidad dinámica y flexibilidad estática. A continuación, después, hay la flexibilidad que tú necesitas para el arte marcial, la que es necesaria para el arte que tú practicas, cualquiera que sea el ryuha.

Así que acerca de esta flexibilidad y estas cosas, la propia palabra en japonés, tiene muchas palabras para referirse a ello. Por ejemplo, Jūnan (flexibilidad; 柔軟) como en Junan Taiso (calistenia; 柔軟体操), la palabra en sí no encuentra antes de la era Meiji (1868-1912), es algo creado por la influencia extranjera. Los kanji que se utilizan principalmente en japonés son, por ejemplo, para la flexibilidad alguno como yawarakai (suavidad; 柔 ら か い), yawaragu (ablandar; 和 ら ぐ), el kanji de wa (armonía, paz; 和), que expresa no sólo la flexibilidad, pero al al mismo tiempo la imagen de la rama, de algo que toma el peso pero no se rompe, algo que se dobla, también es algo que encaja, algo que se adapta. Y esta imagen de la naturaleza, esta imagen del bambú… esa es la idea de las cosas que tenemos de yawarakai, de Jūjutsu, Judo, y también el de otros kanji de ‘wa’ como en yawaragu, un kanji muy interesante. Por ejemplo, el ‘wa’ de Wadō-ryū (和 同 流), que se utiliza también para jūjutsu. ¿Por qué? Debido a que de esta manera también significa paz.

Creemos que todo lo que se dobla, todo lo que se ajusta, todo lo que acepta la situación significa que puede estar en equilibrio. Al estar equilibrado, estás en armonía, sincronizas. Por lo que tu cuerpo necesita estar sincronizado, tu cuerpo necesita seguir el flujo, tiene que ser parte de la corriente, tiene que convertirse en el flujo. Y para ello, por supuesto, porque el cuerpo consiste en un 70% de agua, y porque todo en su interior no está hecho para ser como una roca; sólo tienes que ver los órganos internos, sólo hay que ver el músculo. Puedes endurecerte, puedes tensarte, pero la naturaleza de los cuerpos permanece, mira sino la carne, la sangre, ciertos tipos de líquidos; por lo que no estamos hechos de roca, no somos como un árbol… somos muy débiles, el cuerpo es débil, pero creo que hay una gran fuerza en la comprensión de la debilidad. Tienes que entender tu debilidad, que es también otro aspecto de la flexibilidad, porque la flexibilidad es débil. Pero fuerte…. Fuerte, profunda, porque todas estas debilidades diferentes sumadas a una debilidad profunda, hacen algo más fuerte.

Así que la flexibilidad es muy importante, pero ser flexible y estar rígido en la mente, es ilógico; todos tenemos flexibilidad, y también para apoyar una determinada visión, una cierta manera de ver las cosas. Estiramiento significa también estirar tu mente, estirarte a tí mismo. Luego, después, hay diferentes tipos de ejercicios; es necesario comprender que la flexibilidad puede no ser buena para el cuerpo si no la haces de la manera correcta. Tienes que escuchar a tu cuerpo, que es lo que quiero decir con debilidad; conocer tus debilidades, estudiar tus debilidades, entender tu debilidad, comprender la naturaleza de la debilidad de tu cuerpo. Con esto entenderás la debilidad de tu psicología, y de ahí podrás entender lo que es fuerte, lo que puede ser reforzado, etcétera. Así que en ese caso, la práctica de la flexibilidad es muy importante.

Ahora, cuando nos fijamos en ciertas fotos de Ueshiba Sensei, la forma en cómo lo ves a cierta edad, puedes ver un cierto tipo de flexibilidad. Tenemos también referencias de diferentes personas que conocieron a Takeda Sokaku, y solían decir que era un hombre muy flexible. Sea o no cierto, que no lo sabemos, siempre depende de los hombres, cuan flexible era y de qué naturaleza, o la definición que ellos tenían de la palabra flexibilidad y estiramiento.

En el caso de Hatsumi Sensei, al igual que Takamatsu Sensei, incluso ahora, a los más de ochenta años de edad, una gran cantidad de personas se han dado cuenta, han sido testigos de la clase de flexibilidad que tiene. El hecho de bajar de esa manera cuando separa las piernas a los ochenta años de edad.

La flexibilidad es una prueba de un cierto tipo de salud del cuerpo, de cómo el cuerpo puede ser saludable, de cómo el tendón puede trabajar. Al mismo tiempo, el músculo tiene que ser fuerte, necesitas que los musculos y la flexibilidad encajen entre sí. Así que es una especie de… no equilibrio perfecto, sino un cierto tipo de equilibrio que te permite apoyar siempre el movimiento que buscas. Es necesario un cierto tipo de flexibilidad para un cierto tipo de patada, un cierto tipo de flexibilidad para sentarse así, para patear asá, para moverse. Es necesario un cierto grado de flexibilidad para añadirle a eso una cierta belleza, porque la flexibilidad incluye una belleza, incluye también la sincronización del movimiento. ¿Flexibilidad sin sincronización? No.

Quiero decir, no a todo el mundo le tienen que gustar necesariamente cosas como el ballet o la danza clásica, pero cuando nos fijamos en la forma en que lo hacen y la gracia en el movimiento, lentamente, sin duda, e incluso cuando van rápido son lentos, hay un cierto tipo de belleza. Lo cual, por supuesto, está relacionado con ese tipo de frase, “lo lento es suave, lo suave es invisible” en el caso de la práctica. Todo el mundo piensa que las artes marciales deben ser hechas…o que la técnica debe hacerse rápido. En realidad, cuanto más rápido lo haces, el daño que recibes es más rápido, en los dos casos. Creo que, la palabra “flujo”, la cual es muy similar a la palabra “lento”, creo que el flujo es lento. En realidad, no lo ves porque es un flujo. Y la flexibilidad se basa en eso.

Acerca de estos anuncios

Lien video youtube : https://youtu.be/ySrwU6Fx-8g