Armas, no solo su uso…

Posted on

Cuando vemos al Soke o a cualquier instructor  manejar un arma, no solo hay que aprender su uso y la técnica, sino que debemos pensar también que antiguamente había que contar con que el arma había que transportarla llevándola adosada a nuestro cuerpo, generalmente al hablar de las armas cortas y medias.

Es importante como se transportaban (llevando el arma posicionada en una funda o habilitado para llevar en el cuerpo sujeto de algún modo), no existe un modo perfecto de ubicarlas, cada cual puede hacerlo en función de sus condiciones físicas, sus necesidades y preferencias, pero también es importante tener claros unos principios básicos, que son comunes para todos:

  • El arma debe ser accesible para extraerla con cualquiera de las manos. Aunque es evidente que trataremos de posicionarla siempre a favor de la mano que tengamos pensado que pueda utilizarla, no siempre puede extraerse con dicha mano, bien porque ya la tengamos ocupada con otra arma, porque nos hayan lesionado o simplemente porque tengamos la mano ocupada (con otro objeto, sujetando al adversario, realizando una luxación, etc.).

Arma2

  • El arma siempre debe posicionarse en el mismo lugar. Para que cuando practiquemos su extracción una y otra vez (con ambas manos), podamos mecanizar dicho movimiento a nivel físico y psicológico, para poder facilitar, tanto la extracción, como el siguiente movimiento para defensa o ataque.
  • Comprobar la correcta fijación y facilidad de extracción. Siempre que los guerreros se vestían para combatir, realizaban dichas comprobaciones, y los “guerreros” actuales (policías, militares, etc.), realizan el mismo ritual, incluso cuando ya están prestando servicio, si disponen de ocasión lo chequean nuevamente.  Para las armas metálicas el frio puede afectar a las fundas y al arma, y dificultar su extracción, en caso de lluvia puede oxidar las armas metálicas (tradicionales o modernas), y dificultar su uso o eficacia, al igual que el agua y la humedad dañan las armas de madera o puede provocar un error en el agarre o empuñamiento de las modernas.  Los agentes de policía, militares y profesionales de la seguridad, se preocupan de su equipo, de limpiarlo e higienizarlo, desde al bastón policial (normal o extensible), hasta los grilletes, y además (como sucedía con el mantenimiento de las espadas antiguamente), los mantienen con un poco de aceite lubricante para protegerlos y un correcto uso cuando los necesiten.  Tambien limpian y lubrican regularmente sus armas de fuego y cargadores, comprueban sus baterías en armas no letales y emisoras, debiendo asegurar en estas ultimas que además disponen de buena cobertura y comprobación de una adecuada emisión y recepción. El estado y batería de las linternas, el acceso, fijación, extracción y estado de cuchillos y navajas, etc., en resumen, preocuparse de que sus equipos estén operativos.

Arma4

De igual modo que nos preocupamos de las armas, deberíamos hacerlo con los elementos de protección, hay que recordar que antiguamente un Yoroi (armadura), era una herramienta imprescindible para entrar en combate, y dependiendo del estado en que se encuentre podía depender su integridad física o su vida.

 

  • Entrenar la extracción. Y hacerlo no solo en situaciones normales, también en el supuesto de sufrir una agresión, reduciendo silueta, agachándose, cayendo, rodando, desplazándose, saltando, en silencio, parapetándose, etc.  Las armas cortas y medias a las que me refiero podían portarse tanto en fundas o fijadas al cinto de cara al exterior, como también podían ir ocultas en los más variados lugares, como pueden ser cinturones o fajas internas, calcetines, gomas o cuerdas en las piernas o pies, en la espalda, bajo los brazos o a lo largo de ellos, en las partes intimas, etc.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  • Asegurar tus armas. Debes posicionar tus armas de tal modo que sea fácil su extracción, pero también que puedas defenderlas en caso de que estés en un enfrentamiento en distancia muy corta, y que tu adversario no pueda acceder a ellas.  De igual modo debes considerar el practicar como sustraer las armas de tu adversario y utilizarlas contra él.

 

Existe un amplio catalogo de las armas tradicionales en tamaño cortas y medias, desde las estrellas Shuriken, Teppan, Jutte, Tanto, Kunai, Shishin Bo, Bo Shuriken, Yawara, Kubotan, etc, hasta Wakizashi ó Shoto, Katana, Hanbo, Shikomi Zue, Fukiya (Cerbatana), etc., y es bastante evidente su extrapolación a los materiales, herramientas y armas de la época actual, si tuvieras problemas para poder hacer una relación de un arma tradicional a una actual, dirígete a tu instructor o Shihan de referencia y seguramente él sabrá orientarte.  Siéntete libre de preguntarme a través de mi correo electrónico, y tanto yo, como otros Shihan con los que me relaciono, estaremos encantados de poder ayudarte estimado Buyu.

 

IMPORTANTE. Todas las pruebas que quieras hacer, por favor, realízalas primero con armas simuladas, de madera, de goma o metálicas pero sin filo y sin posibilidad de lesionarte.  Cuando tengas claro donde portaras tus armas o herramientas entrena 1º su transporte y extracción en diferentes escenarios, superficies y condiciones climatológicas.  2º, práctica  en función de diferentes condiciones físicas (simulando el estar herido en diferentes partes del cuerpo, con la mano ocupada, en condiciones de baja luminosidad, sudando, con mucha y con poca ropa, cansado, enfermo, aturdido, confundido, desorientado, sin dormir durante muchas horas, etc.).  3º, Finalmente debes entrenar el aspecto psicológico. Considera el entrenamiento para los supuestos de que tengas que intervenir con miedo, en situación de peligro para tu integridad o vida, o la de terceros (tu familia, amigos, pareja, etc.), en caso de que estés muy enfadado y tengas que contener y canalizar tu ira, estando triste y abatido, estando contento y alegre, etc, cualquiera de estos estados y otros que te afecten psicológicamente, pueden modificar tu comportamiento en el momento de la extracción de tus armas y la realización de las técnicas, y debes tener en cuenta algo muy importante, partas del estado emocional que partas, debes entrenar el trasladar inmediatamente tu mentalidad al combate que tengas que desarrollar, el cual requiere de toda tu atención en ese momento de enfrentamiento y debes dejar atrás cualquier estado emocional que no te ayude a sobrevivir.

 

Para finalizar me gustaría que recordaras los motivos que te llevan a entrenar y prepararte para los enfrentamientos y que utilices todo tu potencial para hacer el bien, y voy referirme a la frase de despedida que habitualmente utiliza un conocido guerrero de nuestra época (con tu permiso Cecilio Andrade), “Cuídense y cuiden de los suyos”

Source : https://budobuta.wordpress.com/2014/12/17/armas-no-solo-su-uso/

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s