¿Mejor contra varios que contra uno…?

Posted on

Pasamos demasiado tiempo concentrando nuestro trabajo para entrenar como combatir con un adversario; diferentes técnicas, distintas armas, varias escuelas, etc.

Intentamos seguir avanzando en nuestro entrenamiento y lo definimos con expresiones como “subir de nivel” ó realizarlo de manera “practica”, es decir, intentar adecuar la parte tradicional a un concepto más actual y práctico, con expresiones como “entrenamiento de defensa personal eficaz” y similares…

El caso es que, pocas cosas podrás entrenar mas “practicas” y de “defensa personal eficaz” que el aceptar que en el mundo en que vivimos existe mucha gente y que tienes grandes posibilidades de que el enfrentamiento que puedas tener con alguien, al poco de empezar se convierta en un conflicto en el que intervienen varias personas (esto es válido tanto para enfrentamientos hostiles, como empresariales, laborales, familiares, entre amistades, etc).

En unas ocasiones se tratará del enfrentamiento que tendrás que realizar tú, y además contra los amigos de tu adversario (tu contra varios adversarios), en otras, el conflicto surge apoyado por tus amigos (varios contra varios). Habrá ocasiones en que puedas contar con personal de seguridad privada o policía para que puedan ayudarte (varios apoyos tuyos contra un solo adversario),  y otras situaciones que no son tan claras, en las que se trata simplemente de  personas que se encuentran en el lugar y, con la información que han podido sacar del inicio de vuestro enfrentamiento, se creen en la obligación de intervenir (freelance que pueden convertirse tanto en simpatizantes tuyos y ayudarte a defenderte, como detractores, pasando a aumentar el número de tus adversarios).

Cuando entrenamos enfrentamiento contra varios adversarios en el dojo, parece como que todas las anteriores técnicas que habíamos visto apenas unos minutos antes, misteriosamente desaparecen de nuestra cabeza, y pasamos a realizar conceptos básicos, tales como desplazamientos, golpeos o Kihon Happo. Ese concepto de enfrentarte a varios oponentes será un buen indicador de tu nivel de respuesta en un conflicto en la vida real fuera del dojo.

En un enfrentamiento contra varios oponentes no puedes permitirte el lujo de prestar mucha atención al adversario que tienes frente a ti o con quien estés intercambiando golpes, al contrario, como eres plenamente consciente de que hay mas adversarios, procuras no recrearte en la técnica a aplicar a cada uno de ellos, poniendo todo tu interés y energía en que cada movimiento que hagas, cada golpe que des, y cada técnica que realices (luxación, proyección, desarme, etc), todas y cada una de tus acciones tienen tu atención plena y la máxima de las intenciones para que sean realmente eficaces.

¿Nunca te has parado a pensar por qué tenemos menos paciencia y estamos enfadados, cuando tenemos hambre, estamos cansados o hemos dormido poco…? Básicamente la razón es la misma para los tres supuestos; estamos bajos de energía y tu subconsciente es pleno conocedor de ello.  Por este motivo nos convertimos en menos tolerantes e intransigentes, porque pretendemos que tanto nosotros, como las personas con las que interactuemos, realicen las cosas bien y a la primera, ya que no podemos permitirnos el utilizar una energía que no disponemos o que hará que baje aun más la poca reserva que tengamos, solamente por no poner interés o dedicación para asegurarnos que la acción se completará de manera eficaz, lo cual significa que, a menor nivel de energía, mayor posibilidad de convertirte en una presa fácil, no poder afrontar un ataque de tus adversarios o depredadores, o ni siquiera poder huir… es una respuesta básica y primitiva de nuestro cerebro reptiliano.

Extrapolado al enfrentamiento contra varios practicantes de artes marciales (dentro del dojo), o varios adversarios en la calle (vida real fuera del dojo), el resultado es el mismo.  Tu subconsciente eleva el nivel de respuesta para conseguir un resultado eficaz con la menor perdida de energía.  O al menos eso pretende, ya que si tenemos poco nivel de entrenamiento, se produce el efecto contrario, al realizar un mayor numero del necesario de movimientos y golpes y poner demasiada energía en ellos, lo cual hará que vaya bajando rápidamente nuestro nivel energético y según disminuye, aumentará nuestro nivel de miedo al darnos cuenta de que no somos capaces de superar una situación que nos desborda.  El limite lo marca cada cerebro, y cuando lo rebasamos podemos realizar tres acciones primarias; una es dejarse controlar por el pánico y dar lo poco que te quede pero de golpe. La segunda opción es, ante dicho desbordamiento quedarse bloqueados (es habitual el adoptar la posición fetal tanto en el plano vertical como en el horizontal, con la intención de refugiarse con un mecanismo de protección animal que pretende no ver lo que se le viene encima, auto resguardándose).  Y como tercera opción, existe la posibilidad de, ante la situación que nos desborda, sea cual sea el resultado o las consecuencias de cómo se esté desarrollando, ejecutar el plan de huida.

Al progresar en nuestro entrenamiento somos capaces de minimizar el nivel de respuesta, eso que los instructores y maestros nos insisten tanto de que golpeemos con la energía justa…, que tratemos de mantener la respiración…  conservar energía…

Hatsumi Seiza

Aceptando la posibilidad de que tengamos que enfrentarnos contra varios oponentes, entrenamos con un nivel de concentración y atención plena, capaz de desarrollar el enfrentamiento tanto si se trata de varios oponentes, como si solamente es uno, pero adecuamos nuestro nivel de respuesta con la precaución de que puedan venir mas oponentes, que puedan surgir de cualquier lugar a nuestro alrededor, o que el único adversario al que nos enfrentemos, transforme el conflicto a otro nivel (saque un arma que portaba, o se provea de ella, aumente su nivel de agresividad, nos arroje objetos o armas, realice una estrategia de combate dirigiendo su ataque a alguien de nuestros acompañantes, etc).

Recuerda, cuando tengas un enfrentamiento contra un adversario, trátalo con el respeto debido, olvídate de todo aquello que en el momento del combate no te ayude, manteniendo un buen nivel de concentración (para disponer de todos tus recursos), y atención plena (para percibir todo aquello que te rodea y pueda ayudarte en el enfrentamiento o evitar que te lesione).  Y siempre, con la mentalidad de que en cualquier momento se puede convertir en un enfrentamiento contra varios adversarios.

 

La efectividad es la capacidad de lograr un efecto deseado. En cambio, la eficiencia es la capacidad de lograr el efecto en cuestión con el mínimo de recursos posibles.

Sigue creciendo, supera las “técnicas efectivas” y conviértete en un “guerrero eficaz”.

Source : https://budobuta.wordpress.com/2015/11/23/mejor-contra-varios-que-contra-uno/

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s