Mitori Keiko

Posted on

28 02 2017

Mitori Keiko (o Mitori Geiko), se traduce como entrenamiento de observación o aprender mirando.

Hay ocasiones en las que no puedes entrenar físicamente porque estás lesionado, te encuentras mal ese día, o por otras circunstancias de la vida que van a hacer que durante un tiempo determinado no puedas entrenar físicamente, pero eso no es motivo para dejar de aprender.

ishishoden

Es el momento de Mitori Keiko. Ve al dojo igualmente, pide permiso a tu maestro y siéntate a mirar la clase. Eso es Mitori Keiko, seguir aprendiendo a través de la observación.  Mirando a los compañeros y al maestro en el propio dojo.
Observar la clase desde fuera es también un excelente método de aprendizaje, ya que te permite ver las técnicas y movimientos desde otra perspectiva mental. Observar atentamente a tu profesor dando la clase, sin ninguna de las distracciones que se encuentran al ser un participante de la misma, es una visión única de incalculable valor. La capacidad de ver desde el exterior, de tomar notas y de reflexionar sobre lo que se está presentando en la clase, es una ayuda inestimable para nuestra progresión marcial.

bd83ef8cc1c7d247bb098ace34c98e1f

Puedes hacer preguntas, puedes ver cómo trabajan tus compañeros y observar sus errores y aciertos, identificarte con ellos y tomar notas de los puntos en los que debes mejorar. Al igual que viendo un vídeo, no se puede avanzar en la habilidad sin la práctica física del arte, simplemente observando; pero Mitori Keiko es una herramienta útil para continuar con nuestra práctica más allá de lo físico. De hecho siempre empezamos nuestro entrenamiento a través de la observación. Observamos lo que nos muestra el maestro y luego intentamos reproducirlo físicamente.

images

En cambio en Mitori Keiko sólo observamos y asimilamos a través de la mera observación reflexiva. Además, y muy importante, el hecho de continuar acudiendo al dojo aunque no podamos entrenar físicamente, también demuestra nuestro compromiso y refuerza la relación alumno-maestro y alumno-resto de alumnos/compañeros. Seguir acudiendo al dojo hará que no se enfríe nuestra relación con el mismo y con nuestro arte. Demuestra que el alumno intenta aprender siempre tanto como le sea posible, que está ahí, presente, y le brinda también la posibilidad de poder seguir sintiéndose parte del dojo, ayudando en las tareas del mismo, colaborando en las propuestas, participando en las charlas post entrenos, etc.

Gambatte Kudasae!

Dani Esteban -Kôryu-

Source : https://bushidojo.wordpress.com/2017/02/28/mitori-keiko/

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s